POLÉMICAS JUDICIALES

Se jubila un juez que estuvo “en boca de todos”

En marzo de 2016 su hijo atropelló y mató a dos mujeres en la ruta. La causa se saldó con una probation
viernes, 6 de noviembre de 2020 · 00:00

El titular del Juzgado Civil, Comercial, Laboral y de Minería N° 2 de Junín de los Andes, Andrés Luchino, presentó la renuncia a su cargo de juez de primera instancia, para acogerse al beneficio de la jubilación.

Este magistrado, que prevé dejar su cargo el primero de diciembre próximo, tuvo un período de altísima exposición mediática, a partir del fatídico día en que su hijo, Luciano Luchino, atropelló y mató a dos mujeres -soldados voluntarias- que circulaban en moto. Eso ocurrió en marzo de 2016 y quedó acreditado que el joven, entonces menor de 21 años, manejaba alcoholizado.

Ahora el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la provincia de Neuquén dispuso el envío de la renuncia al Consejo de la Magistratura -tal como lo establece la Constitución Provincial- acompañándola de los legajos y oficios correspondientes.

Las crónicas de aquel año dan cuenta de que, en la mañana del 12 de marzo de 2016, el joven Luchino circulaba por la Ruta 40 al volante de una Ford Ecosport.

De repente intentó sobrepasar a un camión en un sector de la ruta con doble línea amarilla y chocó de frente contra la moto de baja cilindrada, en la que Rosa Tatiana Millapi Melo y Karina Catalán viajaban hacia el cuartel militar. Lamentablemente, murieron en el acto.

Ellas cumplían con las reglamentaciones de tránsito y a él se le constató 0,975 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo legal era de 0,5 gramos. También se dijo que circulaba a exceso de velocidad.

Hubo una causa judicial y el Tribunal de Impugnación le otorgó el beneficio de la probation (es decir la suspensión del juicio a cambio de donaciones, cumplimiento de pautas, trabajos solidarios o lo que disponga el juez). La querella y la defensa de la familia de una de las víctimas apelaron ante el TSJ y, en 2017, éste aceptó la probation.

Mucho más acá en el tiempo, en octubre último, el juez Andrés Luchino volvió a tener exposición mediática, pero infinitamente inferior. Fue cuando ordenó el desalojo de la comunidad mapuche Paichil Antriao, acusada de haber usurpado un terreno.

Comentarios