Un mal para la cultura

Desde aquel incendio de enero, el MNBA sigue cerrado

Una freidora en mal estado fue suficiente para hacer un daño tremendo.
jueves, 13 de febrero de 2020 · 17:19

El Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén (MNBA) sigue cerrado desde aquel infortunado incendio ocurrido el 10 de enero de este año. Seguirá cerrado, según la directora Ivana Quiroga, muy posiblemente, un mes más. Desde su fundación, nunca había sucedido algo así. Mientras, el mundo sigue andando, y la cultura local parece no haber tomado nota de la tremenda significancia negativa que tiene un museo de esta importancia internacional, cerrado.

Una freidora en mal estado fue suficiente para hacer un daño tremendo. Aquel 10 de enero el humo denso y negro que salía por la entrada principal del MNBA asustó a todos. Enseguida, el siniestro fue relativizado en cuanto a su importancia. Pero esa relativización debe, a su vez, revisarse. Porque, de hecho, obligó a este cierre que ahora se padece, hablen o no de él los artistas, y otros presuntamente interesados en las cuestiones de la creación y del espíritu.

El fuego del 10 de enero, o mejor dicho, el humo causado por el fuego, y el hollín correspondiente, afectó solo dos obras de las muchas que guarda la casa grande más importante para el arte que tiene la Patagonia. Ya fueron restaurados esos dos murales, de Tomasello y Lozza, respectivamente. Son obras únicas en el país, tremendamente valiosas. Pero la afectación general a las instalaciones del edificio obligó a una limpieza más grande y minuciosa. Por ejemplo, de los conductos por donde circula el aire, acondicionado y climatizado especialmente para la conservación de delicadas obras de arte.

Por eso, el MNBA seguiría cerrado otro mes, o tal vez, más tiempo. Esto significa que miles de personas dejaron de tener acceso a las obras de arte de la exposición permanente, y, obviamente, que no haya en el calendario, en lo inmediato, ninguna programación para muestras de artistas consagrados y de relevancia internacional, a las que el Museo neuquino acostumbró a la ciudadanía que aprecia el arte.

En términos económicos, el pequeño incendio con el gran humo del 10 de enero implicó una virtual catástrofe en términos de lucro cesante. Todos los costos fijos del Museo, desde sueldos a otras cuestiones, se mantienen, pero sin el beneficio de la sala abierta. Esto refiere centralmente al presupuesto municipal, pues el sostén del MNBA Neuquén es el Municipio capitalino.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias