ALLEN

Por un asado tuvieron que evacuar la UTI pediátrica

Una mujer integrante del equipo de atención de los niños se contagió de coronavirus por violar el asilamiento social obligatorio.
jueves, 4 de junio de 2020 · 07:00

La irresponsabilidad en época de pandemia puede costar muy caro. Más si se trata de una persona que trabaja en el equipo de atención de una unidad de terapia intensiva pediátrica, que desobedeció todo tipo de prohibiciones, fue a comer un asado y se infecto de COVID-19. Por esto tuvieron que cerrar la terapia intensiva pediátrica de Allen y trasladar a los pacientes a centros de salud privados.

La gobernadora Arabela Carreras y el Ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib recorrieron el hospital de Allen y se reunieron con sus directivos y con la intendenta Liliana Martín. Mientras se desarrollaba esta visita de rutina, para estar cerca del personal ante la sitaución sanitaria por el coronavirus.

Casi al mismo tiempo, los niños internados en la única terapia intensiva pediátrica pública de la provincia tuvieron que ser trasladados a instituciones privadas, mientras que el personal quedó aislado. Es que se confirmó el caso de una mujer que forma parte del equipo de salud que dio positivo al hisopado.

En el hospital de Allen una integrante del equipo dio positivo, entonces decidimos sacar la terapia intensiva pediátrica y se aisló a todos los que trabajaban con ella. Se derivaron los pacientes que estaban internados a clínicas privadas hasta poder rearmar el equipo de trabajo

"En el hospital de Allen una integrante del equipo dio positivo, entonces decidimos sacar la terapia intensiva pediátrica y se aisló a todos los que trabajaban con ella. Se derivaron los pacientes que estaban internados a clínicas privadas hasta poder rearmar el equipo de trabajo", confirmó en conferencia de prensa Mercedes Iberó, la secretaria de Políticas Institucionales del Ministerio de Salud.

Según lo que se pudo averiguar, ante el estricto secreto que ronda en el tema, esta persona habría sido contagiada por violar la cuarentena y no dentro de su lugar de trabajo.

"La semana pasada fue a comer un asado a Huergo y allí se contagió", contó una fuente confiable que prefirió no brindar su nombre.

Desde el Ministerio de Salud se ordenó evacuar la unidad y por otro lado iniciar las actuaciones disciplinarias correspodientes, ya que el personas de salud conoce perfectamente los riesgos que se corren al violar las prohibiciones vigentes.

La semana pasada fue a comer un asado a Huergo y allí se contagió

Ante la pandemia, el hospital de Allen recibió la terapia intensiva pediátrica de Roca. Es que ante los operativos diagramados por el coronavirus y al reforzar la terapia intensiva del hospital López Lima, decidieron por precaución trasladarla.

Pero ante una irresponsabilidad de una integrante del equipo médico, que es de Roca pero trabaja en Allen, tuvieron que cerrar el lugar.

Comentarios

Otras Noticias