FALLÓ EL FRENO DE MANO

Dejó el auto estacionado y lo encontró en el río

Cuando el dueño regresó de caminar por la Isla Jordán lo vio sumergido hasta el techo y tuvo que pedir ayuda.
martes, 15 de septiembre de 2020 · 21:53

Un moderno Ford Fiesta Kinetic Max terminó dentro del río Negro a la altura de la Isla Jordán. El hecho sorprendió a todas las personas que aprovechan las tardes de pandemia para ir a recrearse, y muchos de ellos colaboraron con el conductor y la policía para poder sacarlo del cauce.

Según el testimonio de un vecino del lugar, que con su camioneta y una linga colaboró para sacarlo del agua, cerca de las 19.30 fue el dueño del Fiesta a pedirle colaboración. Inmediatamente le contó que su auto estaba en el agua, le ofreció tirarlo con su camioneta. "Cuando llegué al lugar el agua estaba casi hasta el techo", comentó Gabriel a MEJOR INFORMADO.

Aparentemente, el joven dueño del vehículo llegó temprano para aprovechar la tarde junto con sus dos pequeñas hijas, dejaron el auto estacionado y salieron a caminar por la Isla Jordán cerca de donde estaba la vieja balsa. Tamaña sorpresa fue cuando regresó y no vio el auto estacionado, sino que estaba semisumergido en el río.

Ante la desesperación, solicitó ayuda a la Policía y a varios curiosos que se acercaron rápidamente para colaborar. La fuerte corriente fue corriendo el vehículo hasta que se calzó en algunas piedras del fondo. "Menos mal que estaba diagonal y entró al agua en contra de la corriente, porque sino se lo llevaba", explicó Gabriel.

Si bien durante la tarde hubo temperaturas muy agradables, cerca de las 19.30 cuando comenzaron las tareas para rescatar el vehículo el frió se hizo sentir. Fue el conductor junto con otro joven quienes se metieron al agua con la linga y se sumergieron para atarla desde uno de los agujeros de la llanta trasera.

Con el interior del auto lleno de agua, hasta la altura de los apoya cabezas de las butacas delanteras, unas 5 o 6 personas tuvieron que subirse a la caja de una potente camioneta Ram que retrocedió hasta quedar con las ruedas del tren trasero sumergidas. A partir de allí lo fueron tirando hasta sacarlo totalmente.

Aparentemente, cuando estacionó el conductor del fiesta puso el freno de mano, pero quedo sin cambio. No se sabe por qué motivo, el freno de mano no habría calzado y de a poco el auto se fue moviendo por una pequeña pendiente que hay en el lugar y terminó sumergido hasta el techo.

 

Comentarios

Otras Noticias