La pandemia laboral

La pelea por la reactivación y la deuda

El gremio lleva a la mesa del ministerio de trabajo cuatro temas que el propio Gobierno Nacional buscó eludir durante los meses del ASPO. Para Rucci, las operadoras independientes están siendo arrastradas por YPF.
martes, 15 de septiembre de 2020 · 17:44

El Secretario Administrativo del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Marcelo Rucci, brindó declaraciones explosivas 48 horas antes de la primera reunión virtual convocada por el Ministerio de Trabajo de Nación.

Tenemos que entender que hay actores que deben participar y terminar de destrabar un conflicto que puede traer graves consecuencias para la provincia” expresó Rucci al programa Código Urbano.

La batalla por la reactivación recién comienza y se auguran muchas peleas en el territorio de Vaca Muerta. Como estrategia comunicativa y de posicionamiento mediático, el representante gremial salió a explicar los pormenores que llevaron a la decisión de anunciar medidas de fuerza.

“En el mes de abril nos tocaba la última cuota” se lo escucha decir en referencia a la paritaria 2019. “Nosotros entendíamos que teníamos que esperar, pero resulta que ahora nos dicen que eso no está acordado…”

“Hemos apostado al diálogo, hemos levantado un paro a pedido de la cámara, nos hemos sentado a negociar, hemos firmado un preacuerdo… y resulta que nos vienen a decir que eso no es factible” expresó en un tono disgustado.

“Están violando literalmente las leyes” dijo sobre el aumento homologado por el Ministerio de Trabajo. “… Salta a la vista que ponen trabas…; no hay negociación, hay imposición” expresó sobre la relación que mantiene el gremio con un sector de la industria.

Rucci recordó que hace unos días atrás el CEO de YPF, Sergio Affronti, realizó la segunda visita relámpago a la provincia para anunciar junto al futuro Secretario de Energía de Nación, Darío Martínez y el Gobernador de la Provincia, Omar Gutiérrez, como levantarían la actividad en los campos convencionales y no convencionales. “Lo que habían pre-acordado, hoy lo tiraron al tacho” expresó preocupado por la falta de compromiso con los trabajadores del sector.

Los audios de la semana pasada de Guillermo Pereyra y la alineación del gremio detrás del mensaje de Marcelo Rucci es toda una señal de alarma para el Gobierno Nacional.

En el rol de vocero de la nueva crisis petrolera, Marcelo Rucci le tiró el tema al futuro Secretario de Energía de Nación. “Ojalá tome parte Darío Martínez” dijo en parte de la entrevista, porque “lo que está haciendo YPF no se condice con un gobierno democrático… Es toda imposición y está arrastrando a otras empresas productoras”.

El gremio está llevando a la mesa de conciliación obligatoria cuatro temas que son necesarios para destrabar el potencial conflicto. El primero es que se abone la deuda que mantienen las empresas con la obra social sindical, el segundo que se ejecute el ajuste del 16,2% de la paritaria 2019 para los más de 25.000 trabajadores petroleros, el tercero que se abran las discusiones paritarias correspondientes al 2020; y por último, que se normalicen todas las actividades en los bloques de concesión de la cuenca neuquina.

A partir de mañana se inicia la cuenta regresiva donde cada jugada será analizada por todos los actores de la industria. Hasta los llamativos silencios de los gobiernos provinciales serán parte de las negociaciones.

Mientras tanto, la entidad gremial informó por distintos medios que “las compañías tienen que comenzar a subir a los trabajadores…” confirmando de esta forma que a fin de mes finaliza el acuerdo por el 223 bis.

Para algunos viejitos petroleros que conocen claramente el accionar gremial, esta partida no es un globo de ensayo o una movida insignificante en el tablero de Vaca Muerta. En el terreno mediático, los mensajes son literalmente municiones pesadas en la batalla política sindical.

Y en este sentido, Marcelo Rucci lo sintetizó en pocas palabras. “Lisa y llanamente es un atropello. Es una mentira… lo que escribieron con la mano, lo borraron con el codo”.

 

Comentarios