ESQUEL

Hantavirus: murió una niña y ahora internaron a un familiar

En la inspección, encontraron a dos ratones que fueron los transmisores de la enfermedad.
miércoles, 17 de agosto de 2022 · 18:40

Tras la muerte de una niña de 8 años por hantavirus, hace dos semanas, un familiar se encuentra internado en Terapia Intensiva en el Hospital de Esquel, con pronóstico reservado. Mientras tanto, el resto de familiares y allegados se encuentran aislados y vigilados sanitariamente, las 24 horas.

Los nuevos casos trágicos de este virus se desencadenaron en la zona rural cercana a Esquel, en proximidades del paraje Cerro Centinela, y en la inspección que realizó el ministerio de Salud chubutense se indicó que dos de los ratones analizados dieron positivo.

En la mañana de este miércoles, las autoridades sanitarias ofrecieron una conferencia de prensa para detallar la situación que preocupa a la población rural de esa región, por cuando no es usual que en esta época se generen este tipo de contagios con desencadenantes de muerte.

El epidemiólogo del Área Programática de Esquel, Emiliano Biondo, señaló que la persona internada tiene 59 años y "estaba por terminar el aislamiento y comenzó con sintomatología. Se alerta con sospecha de Hantavirus y ayer se confirmó el caso por el laboratorio del Hospital Zonal en conjunto con el laboratorio de referencia". Hace unas semanas, había fallecido la niña de 8 años, miembro de la misma familia.

El paciente se encuentra internado en el sector de Terapia Intensiva, con todos los protocolos activados, con pronóstico reservado pero sin que requiera por el momento ser asistido mecánicamente con respirador.

Desde ahora, la familia inició su aislamiento nuevamente a partir de la confirmación del caso. Todos viven en el mismo domicilio en el área rural de Cerro Centinela, y se les está haciendo el seguimiento desde el puesto sanitario del lugar. También un abordaje desde salud mental para que transcurran los 30 o 45 días de aislamiento, se informó en la conferencia de prensa.

Desde la División de Zoonosis, Gustavo Martínez, explicó que la semana posterior al fallecimiento de la niña se hizo en el lugar la captura de 29 roedores, de los cuales 2 fueron positivos. Dijo que para la época del año es una actividad alta y el ambiente es favorable para el desarrollo, ya que cerca de la vivienda pasa un arroyo y hay varias estructuras de madera.

Destacó que es la primera vez que recuperan roedores positivos en esa zona y se están estudiando en el Instituto Malbrán "para cotejarlo y compararlo y certificar que ese lugar fue donde se enfermó", concluyó, en declaraciones al sitio Esquel Noticias.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios