OTRA DENUNCIA CONTRA EL HOSPITAL

No era un retorcijón, ya había comenzado el parto

La joven tuvo a su beba en el baño porque en el hospital le dijeron que aún faltaba para que naciera.
jueves, 4 de agosto de 2022 · 00:00

Visiblemente dolorida y con contracciones, una joven de 19 años primeriza concurrió en dos oportunidades a la guardia del Hospital, pero los médicos que la revisaron le dijeron que aún no se había iniciado el proceso de parto, por lo que la mandaron a su casa. Sin embargo, pese a la opinión de los profesionales, la bebé terminó naciendo en el baño, en condiciones que no eran las ideales para la salud de la pequeña ni la de su madre.

El hecho se registró el jueves de la semana pasada, pero se hizo público cuando el abuelo del niño radicó la denuncia penal correspondiente por la mala atención recibida. El hombre relató que su hija de 19 años concurrió por la mañana al hospital por los dolores que sentía, que se mantuvieron hasta la tarde, cuando regresó a la guardia. En ambos casos fue atendida por una obstetra, quien la revisó y la envió nuevamente a su casa, porque no había comenzado el trabajo de parto pese a transitar la semana 39 de embarazo

La profesional le recomendó que se relaje, le dijo que seguramente estaba ansiosa por ser primeriza y que debía esperar.  Por la mañana, le indicó que tomara un paracetamol para evitar los dolores que ella manifestaba, pero que no se trataban de contracciones. 

Al tener pérdidas de sangre, la familia de la joven decidió volver al hospital por la tarde, y la atendió la misma profesional, quien intentó relajarla y les aseguró a los padres que "su hija está ansiosa, tiene que ir a relajarse y que tome una aspirina o paracetamol".

La joven regresó a su casa e intentó descansar, pero los dolores eran cada vez más intensos, por lo que no aguantó estar recostada en la cama y decidió ir al baño. En medio del llanto por el dolor intenso, debió ser asistida por su familia con el parto ya en marcha. 

Mientras intentaban ayudarla como podían, ya que la llegada de la beba era inminente, también llamaron al 911 que envió una ambulancia del hospital. Pero los profesionales de la salud no llegaron a tiempo y cuando entraron a la vivienda, la niña ya estaba en manos de su madre, que la tuvo en el baño.

Esta situación generó muchísima bronca en la familia de la joven, que decidió hacer una denuncia penal por la deficiente atención recibida en el hospital y el riesgo al que fue expuesta su hija y su nieta, que terminó naciendo en el interior de un baño que no es apto para un parto, además de no tener la atención médica especializada ante cualquier complicación que hubiese surgido.

Esta denuncia contra los médicos del hospital se suma a otra realizada la semana pasada por los padres de un niño de 8 años que, pese a estar sufriendo un cuadro de apendicitis, la médica pediatra se negó a atenderlo. Finalmente trasladaron al menor en un auto al Sanatorio Juan XXIII de Roca, donde quedó internado y al otro día le realizaron una cirugía.

Se supo que desde el hospital se inició un sumario interno a todo el personal que estaba en la guardia para poder aclarar lo que sucedió. También que todos los registros y la historia clínica de la joven fue enviada al área de legales que deberá resolver que tipo de responsabilidad le cabe al profesional que la atendió en dos oportunidades y minimizó la situación.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias