JUSTICIA GRACIAS A LAS REDES

Una influencer usó TikTok para esclarecer el crimen de su hermana

La desaparición de la joven ocurrió en 2001. Gracias a su investigación detuvieron al culpable: su propio padre
viernes, 22 de enero de 2021 · 11:02

Una reconocida influencer de Estados Unidos llamada Sarah Turney usó su cuenta de TikTok, en la que tiene más de un millón de seguidores, para recopilar datos e investigar el crimen de su hermana mayor ocurrido en 2001. Gracias a su trabajo y a las pruebas que obtuvo, logró que detengan al culpable: su propio padre.

 

La joven Alissa Turney desapareció a finales de 2001 cuando salió de la escuela secundaria Paradise Valley de Phoenix, en Arizona. Ese día la fue a buscar su padrastro, Michael Turney, para llevarla a almorzar y desde entonces no se supo más nada de ella. El hombre, padre biológico de Sarah, quedó a cargo de ellas desde que su madre murió de cáncer.

 

Cuando desapareció la joven, la policía halló una nota en su habitación en la que decía que se iba a California. Sin embargo su hermana nunca creyó esa versión y estaba convencida de que su papá estaba involucrado en el caso.

 

Sarah nunca quedó conforme con esa versión, por eso cuando creció comenzó a investigar por su cuenta y utilizó las redes sociales como aliadas. Primero creó un grupo en Facebook llamado “Justicia para Alissa” donde compartió material para dar a conocer la historia de su hermana. Luego trasladó eso a TikTok, Instagram y Twitter.

 

Allí contó que el principal sospechoso del crimen era su padre. El hombre, que tenía antecedentes penales, estuvo preso durante siete años por la desaparición de la joven, pero después de ese tiempo la Policía lo dejó libre por falta de pruebas y porque nunca se encontró el cuerpo de Alissa.

Michael Turner, el acusado por el crimen de Alissa.

Sarah decidió grabar videos que compartió en las redes con el objetivo de encontrar más información sobre la desaparición de Alissa. En setiembre de 2019 hizo un podcast donde presentó información que recopiló al revisar más de tres mil páginas de notas del caso en el departamento policial de Phoenix.

 

En abril de 2020, en plena cuarentena, se unió a TikTok para seguir buscando a su hermana. Con millones de likes en sus publicaciones compartió material de entrevistas con amigos y familiares, además de unos videos que Michael Turney le había tomado a Alissa antes de su desaparición.

 

“Aunque no sepas nada, comparte esto. Si se habla mucho de ello, saldrá en las noticias y quizá alguien que sepa algo y hable”, pedía Sarah.

 

Su trabajo dio resultado porque el hombre fue detenido. En agosto de 2020 la fiscal del condado de Maricopa, Allister Adel, ordenó arrestarlo e hizo una acusación formal. En declaraciones a la prensa explicó que Alissa desapareció el último día de su tercer año de clases cuando el hombre la pasó a buscar para llevarla a almorzar.

 

Las autoridades volvieron a investigarlo y consiguieron una orden para registrar su casa. Allí encontraron audios y videos caseros que lo mostraban acosando a su hijastra.

 

Enterada de la decisión de la Justicia, Sarah expresó desde las redes que sentía alivio: “Espero que la historia de Alissa pueda hacer algunas olas en el sistema judicial y evitar que otras familias pasen por lo que yo pasé”.

 

A casi 20 años del caso, el hombre enfrenta a cargos de asesinato en segundo grado por la muerte de su hijastra.

Comentarios