EL MOMENTO ENERGETICO

La propuesta para reactivar Vaca Muerta, aun sin consenso

Desde cámaras empresarias, sindicatos y comentarios en redes sociales, viene cosechando críticas y magros resultados el proceso que lidera YPF.
lunes, 20 de julio de 2020 · 09:15

Daniel González, presidente de Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (ACIPAN) expresó recientemente en AM550 que las “empresas están sin trabajo, presentando el preventivo de crisis” refiriéndose a la paralización de YPF.

El presidente de la Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (FECENE), Edgardo Phielipp, con una retórica política y sin mencionar a la compañía dijo en Plus Energético que “no hubo una adecuación rápida de las operadoras, lo que hubo fue una posición dominante”.

En la misma semana, una fracción de la UOCRA cortó la ruta a Rincón de los Sauces y el ingreso al yacimiento Puesto Hernández. El reclamo fue las obras paralizadas por YPF y la discusión por la adecuación del presupuesto con la empresa PECOM.

Un día antes de la celebración del día del Amigo se difundió un audio del líder sindical Guillermo Pereyra donde solicitó que la compañía “imite a otras productoras”. La frase apuntó directamente al orgullo ypefiano. En cuatro palabras sintetizó el modelo de lo que debe hacer la compañía de bandera para reactivar la cuenca.

Desde hace algunas semanas que YPF lleva adelante reuniones bilaterales con referentes del mundo petrolero. De acuerdo con lo manifestado por fuentes del sector, la propuesta es incorporar el concepto de “productividad sin que afecte el Convenio Colectivo de Trabajo”.

En sintonía opuesta, Guillermo Pereyra expresó que “la empresa de bandera YPF tiene paralizado el 100% de la actividad de perforación, work over, fractura y servicios especiales… (y) …en los yacimientos convencionales tienen el mínimo de actividad en producción y mantenimiento”

“La difícil situación económica y financiera no es consecuencia de la pandemia como quieren vender…” se lo escuchó decir al Secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa. A su vez, aprovechó para decir que “distintos gobiernos y distintas expresiones políticas se encargaron de tomar a YPF como botín de guerra para fines políticos” marcando -de esta forma- el paralelismo simbólico con otras gestiones.

Mientras tanto, se indica desde el sector empresario que el proyecto intenta “incorporar un nuevo mecanismo de resolución de conflictos”. La idea es establecer “procesos que a la fecha no están contemplados” y que aseguren una rápida resolución de las dificultades que se presenten.

En medio de mensajes cruzados, también se sabe que la propuesta plantea garantizar “la sustentabilidad de las pequeñas y medianas empresas” bajo un acuerdo general que permita la reactivación de Vaca Muerta.

Quienes conocen de estrategias gremiales consideran que el mensaje de Pereyra es parte de los juegos y roles que lleva adelante en todas las negociaciones. “Con YPF no tenemos nada que firmar, si hay que firmar un acuerdo lo hacemos dentro del marco de los convenios colectivos de trabajo” definió como mecanismo de un consenso institucional que pueda garantizar la actividad más allá de la necesidad de una empresa en particular.

Fuimos nosotros junto a las cámaras CEHP y CEOPE… (que) firmamos la famosa adenda de Vaca Muerta, donde no se les sacó un solo derecho a los trabajadores…” les recordó a sus afiliados e indirectamente al poder político central.

La realidad es que, desde el inicio de la actual administración nacional, tanto la provincia como los distintos sectores industriales, intentaron en vano generar espacios de diálogo y consenso para discutir las políticas y planes del sector. Las reuniones -hasta el momento- son bilaterales.

Lo concreto es que YPF propuso al Sindicato comenzar a dialogar con la intención de reactivar “rápidamente” los equipos en la cuenca. La respuesta del gremio fue contundente. “Presentaron un espantoso proyecto con el argumento de eficiencia y productividad…  y pretenden borrar de un solo plumazo todas las conquistas” se lo escuchó decir a Pereyra.

La calificación de “espantoso” como la advertencia final: “terminen con esta situación y no jodan más” es parte de las herramientas lingüísticas que utiliza el líder ante la masa sindical. Lo interesante que expone el gremialista en su audio es que por ahora hay más rechazo que aceptación.

Bastó recorrer este domingo las redes sociales para entender que el clima no es el mejor entre trabajadores petroleros, camioneros y comerciantes.

Desde la comarca petrolera solo expresaron repudio y alerta ante la posición dominante de la conducción ypefiana. Cámaras, redes, industrias, comercios y sindicatos son parte de la actividad que niega la conducción de YPF. Y esta negación, es el argumento necesario para que Pereyra concentre mayor poder en la cuenca neuquina. Un guiño o una señal que solo el tiempo podrá confirmar.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios