EXPERTO EN FUGAS

Se fugó uno de los cómplices del jefe de la barra de Cipolletti

Lucas Giménez Pazos tiene varios antecedentes de fuga, estaba con prisión domiciliaria luego de robar una concesionaria en Pergamino.
martes, 5 de diciembre de 2023 · 16:02

Lucas Giménez Pazos tiene 31 años, gran parte de su edad la pasó preso o prófugo de la Justicia. Y como no podía ser de otra manera, nuevamente se fugó. Estaba con prisión domiciliaria en El Cóndor, después de caer junto con una banda de boqueteros rionegrinos en Pergamino, la que compartía con Gonzálo David Miguelezel líder de Innombrables, la barra de Cipolletti.

Antes de caer preso en Bahía Blanca, cuando iba con el exarquero Miguelez y otros dos delincuentes, uno de Viedma y otro de Roca, Giménez Pasos ya era conocido en la capital rionegrina. Es que en 2017, mientras cumplía una condena en el Penal 1 de Viedma intentó fugarse dentro del carrito de bebé con el que su pareja había entrado a visitarlo.

En aquel momento fue descubierto sin querer porque al llegar a la guardia de la cárcel, el bebé que la mujer llevaba en brazos se largó a llorar y una de las ruedas del carrito se trabó en el piso. Muy gentil, uno de los guardias intentó ayudarla, y cuando quiso empujarlo, se dio cuenta que estaba muy pesado. En el interior estaba Giménez Pazos.

Los penitenciarios más viejos recuerdan que antes, junto a otros dos delincuentes, Ricardo Iván “Chanchi” Becerra (asesinado de un balazo en la cabeza en Mar del Plata) y Fernando Javier Bustos (asesinó al comerciante Sergio Dato en un robo), lograron ingresar un crique de auto a la celda, aprovecharon un descuido y con esa herramienta doblaron los barrotes para escapar. En la huida, tiraron púas metálicas en la ruta para que la policía no los atrape.

Giménez Pasos tiene 31 años y cumplía prisión domiciliaria en El Cóndor.

En febrero del 2021, uno de los integrantes de la banda de ladrones interceptó al recaudador de las estaciones de servicio Pozzo Ardissi. El atraco estuvo planificado porque chocaron el auto en el que se movilizaba el empleado que llevaba el dinero y allí aprovecharon para sacarle el bolso con 3,5 millones de pesos.

El conocido delincuente viedmense fue atrapado y le formularon cargos por el robo, pero consiguió prisión domiciliaria con tobillera electrónica. En agosto de 2021 el dispositivo marcó un error y cuando los policías fueron a verificar si se encontraba en la casa ya no estaba.

De Giménez Pazos no se supo nada más hasta que en octubre de 2022 fue detenido en Bahía Blanca. Iba en un auto de alta gama con tres hombres más. Todos con antecedentes importantes por robo. En el baúl llevaban bolsos con herramientas de corte, amoladoras, mazas y corta hierros que utilizaban para hacer boquetes.

La Justicia bonaerense los buscaba por robar una concesionaria de maquinarias agrícolas, de donde se llevaron una caja fuerte. En uno de los teléfonos secuestrados se encontró una foto de la misma caja y fotos de los delincuentes entre montañas de billetes.

La habilidad del defensor de Giménez Pazos le permitió nuevamente acceder al beneficio de la prisión domiciliaria. Esta vez debía quedarse en El Cóndor, donde cada 15 días la policía verificaba que aún se encontraba a derecho. Sin embargo, el viernes pasado, cuando llegó la comisión, no lo encontraron.

Las novedades fueron notificadas inmediatamente al juzgado correspondiente que emitió una orden de captura, pero no se sabe nada de su paradero. Los vecinos tampoco pudieron aportar muchos datos porque no sabían quién era Giménez Pazos.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias