NEUQUÉN

Las críticas a la Fiesta de la Confluencia

No todo fue "color rosa" en la cuarta edición. La principal crítica fue a la organización.
lunes, 22 de febrero de 2016 · 07:16

 

 

Puesteros y vendedores que tuvieron su stand en el predio de la Fiesta de la Confluencia se quejaron de algunos aspectos organizativos. Denunciaron a este medio que, por ejemplo, pagaron por adelantado por un lugar para su stand y les dieron otro.  

"Pagamos $40 mil, reservamos con 20 días de anticipación y hoy cuando llegamos para armar todo nos encontramos con que no estaban armadas las carpas que nos habían prometido", dijo uno de ellos que quiso resguardar su identidad. 

Otro de los comerciantes damnificados se expresó en el mismo sentido: "Te pago 40 lucas con 20 días de anticipación, me das a elegir la ubicación y ahora, a último momento, me cambias de lugar". 

Además, se quejaron por la falta de tomas corriente necesarios para alimentar de electricidad los puestos: "Tuvimos que llamar a un chico para que coloque el cable de manera tal que el público no lo pise". 

Otros tantos feriantes manifestaron la necesidad de que se riegue o humedezca el predio, algo que sucedió en la jornada del sábado, ya que se encontraban en piso de tierra y no en pavimento, por lo que debieron prestar mucha atención a cómo cuidar los alimentos y los productos elaborados que vendían.

Los precios de los stands de comidas y bebidas que se debían pagar con 20 días de anticipación y se elegía su ubicación:

puesto de 4 × 4 mts $ 20.000.

puesto de 8 × 8 mts $ 40.000

La Fiesta de la Confluencia comenzó el viernes 19 y se extiende hasta el domingo 21 de febrero. Se desarrolla en el predio de la Isla 132. 

Por otra parte, comentaron que "nadie controlaba quién vendía alimentos y bebidas". "Dependiendo de lo que vendías, te ubicaban y eso se respetó el viernes pero después no", comentó el encargado de uno de los stands.

Como estas quejas, hubo varias, y no dejaron pasar el corte de luz que registraron en algunos sectores. Entre otras que se repitieron al hablar con diferentes "puesteros", se encontraba "la tardanza que había para recibir hielo, por ejemplo".

"Nosotros tuvimos que poner plata de nuestro bolsillo para mantener las cosas frías y después no se la pedimos a nadie", agregó uno de ellos.

En este contexto, se rumoreó que "dentro de la organización hay chicos nuevos que no saben mucho cómo manejarse, pero bueno, nosotros pudimos salir adelante y pasar un buen rato más allá de los inconvenientes".

Más de

Comentarios