JUNÍN DE LOS ANDES

Chimehuín: denuncias más graves por contaminación

Ahora dicen que la totalidad de lo que se arroja al río es de líquido cloacal sin tratar.
lunes, 28 de marzo de 2016 · 15:33
Nuevas imágenes demuestran cómo la situación de contaminación en el río Chimehuín continúa sin resolverse. Ahora, trabajadores del EPAS difundieron información en la que denuncian que "la totalidad del derrame que se genera en la planta de tratamiento de líquidos cloacales”. 

El año pasado, se difundió un video en el que se observaba cómo se vertían líquidos cloacales sin tratar al río Chimehuín en Junín de los Andes. A su vez, el mes pasado se sumaron imágenes de un pescador mostrando que la situación sigue sin resolverse. (ver: http://www.mejorinformado.com/regionales/2016/3/11/continua-contaminacion-cloacal-chimehuin-21638.html )

Ahora, desde la junta Interna de ATE en el EPAS, denuncian que "la totalidad del derrame que se genera en la planta de tratamiento de líquidos cloacales del EPAS y de las piletas de oxidación, las que están saturadas en su capacidad de tratamiento, por la falta de las adecuaciones necesarias en el equipamiento de la planta”.

Las nuevas imágenes están acompañadas de una especie de informe que reproducimos a continuación: 
"En año 2007, el EPAS instaló un caño subfluvial de 400mm, en el curso de agua del Rio Chimehuín, supuestamente transitorio, el cual conecta la saliente de las piletas de oxidación cloacales con el río, para aliviar el déficit en la capacidad de tratamiento de la misma. Actualmente la población de Junín de los Andes llega a unos 27.000 habitantes, incrementándose así los desechos de aguas residuales domiciliarias por tratar. Estos habitantes generan 5 millones de litros por día de aguas residuales, y todos ellos terminan sin tratar en el cauce del Rio Chimehuín. El colapso se produce por la falta de inversiones, inoperancia, desidia y complicidad de parte del gobierno provincial y los funcionarios del Ente Provincial de Agua y Saneamiento. Desde la Junta Interna de ATE en el EPAS, RESPONSABILIZAMOS principalmente al presidente del EPAS, Mauro Millán; el recientemente premiado como miembro del directorio del organismo, el ingeniero Hugo Reinaldo Balco; y el gerente de servicio del Interior, Hugo Molina; máximos responsables de esta contaminación que sigue avanzando en forma desmedida día tras día. Así mismo,  deslindamos toda responsabilidad de parte de los Trabajadores del EPAS, quienes día a día ponen todo su esfuerzo y capacidad para brindar el mejor servicio a la comunidad, en una planta que carece de las herramientas y equipamiento necesario para su buen funcionamiento.  Y reiteramos que esta situación se debe exclusivamente a la desidia de parte de la conducción actual del EPAS, quienes no poseen la capacidad de gestión necesaria para tramitar y acelerar las obras que se requieren para frenar y subsanar la gran contaminación sobre el agua del río y el fuerte deterioro que se está produciendo en el entorno fluvial del Chimehuín”.

Más de

Comentarios